miércoles, 17 de marzo de 2010

¿Lolicon o Pedofilia?

Dios… que día más horrible para hacer una entrada, sin embargo, si no la hago ahora, creo que no la haré nunca, porque es en estos momentos cuando me encuentro en una especie de limbo espacial en este año. Días donde no tienes que hacer nada y te dedicas a estudiar cuatro cosillas cada día de una asignatura, mientras las otras van creciendo con cada clase y algunas esperan acechando en la esquina, dispuestas a lanzarte sobre tu cuello y a pedirte a gritos que te las aprendas y las domines en muy poco tiempo.

Decía que hoy había sido un día bastante extraño, cansado, y más personalmente, creo que me he pasado toda la mañana y tarde medio malhumorado. Quizá haya sido la repentina bronca de la jefa de comisiones, que está por que se sube de las paredes, o a lo mejor dos compañeros de mi clase que no son lo bastante avispados como para detectar la jocosidad de mis comentarios. Fuera lo que fuera, hoy no es mi día, pero si una noche para ir al grano con lo que toca hoy.


Dejando un poco de lado el trato convencional de la medicina, hoy he decidido darle un toque más “friki”, y de paso, más psicológico. Vamos a echarle un rápido vistazo a la pedofilia.
La pedofilia, desde un punto de vista médico, es una parafilia. Una parafilia es el patrón de comportamiento sexual que va más determinado a las “preferencias” del individuo indistintamente a la cópula convencional, y los hay de muchísimos tipos, de hecho, el sexo anal y el oral hasta hace poco eran considerados parafilia, y lo serán siempre y cuando el acto sexual no se atenga sólo a estas prácticas.

Parafilia, como dije, hay muchas. Hay algunas que en realidad no son comunes, pero lo parecen, dado por el impacto social que tienen, como por ejemplo la zoofilia y la pedofilia; luego hay otras, que, por otra parte, son muy raras pero no por eso dejan de ser curiosas, por ejemplo, la clismafilia, y la acromotofilia, siendo estas, respectivamente, la atracción sexual por los enemas (introducción de líquidos en el ano con el fin de obtener placer) y por personas con algún miembro amputado, en definitiva, que le “ponen” los muñones.

Volviendo al tema, la pedofilia es la parafilia por la cual, un individuo siente atracción sexual por los niños cuya edad ronda por los 8 y 12 años. El pedófilo no siente ninguna apetencia por los adultos, es una persona de al menos 16 años y el objeto de deseo sexual tiene que tener una diferencia de edad de al menos 5 años. La pedofilia es una característica de la personalidad de carácter multifactorial, y se compone de características de comportamiento, violencia sexual, control de la excitación, etc.

Hay, teóricamente, dos tipos de pedofilia, obviamente:
  • Pedofilia primaria: aquella que está muy arraigada en el sujeto, por lo que es muy difícil o imposible de reconducir.
  • Pedofilia secundaria: aparece por factores circunstanciales.

Algo totalmente esencial, no solo para los médicos y psicólogos, sino para toda la sociedad; es diferenciar entre los conceptos de pederasta y pedófilo. Un pedófilo puede ser potencialmente un pederasta, y lo sería solo si este cometiera un abuso sexual infantil, es decir, sin el consentimiento del otro.

El pedófilo, vamos a ser sinceros, suele ser un hombre. Las mujeres pedófilas, por su parte, es probable que se deban a un trastorno mental subyacente, o mujeres solitarias que viven al margen de la sociedad. Según la Gran Biblia de la Psicología (el DSM-IV) del APA (American Psychiatric Association) nos indican los siguientes aspectos para diagnosticar la parafilia:
  • Experimentación de fantasías sexuales durante al menos 6 meses, o impulso sexual cuyo objeto de atención son niños menores de 13 años.
  • Los impulsos sexuales dificulta la esfera social y sexual del individuo, o le provoca ansiedad que no le permite seguir con normalidad su vida diaria.
  • El individuo tiene por lo menos 16 años. El objeto de atención tiene una diferencia menor de 5 años.
Normalmente el pedófilo no es consciente de que su conducta sea inapropiada, sin embargo, su personalidad es polimorfa y la psicología solo acierta al considerar varias clasificaciones:
  • Primarios: la inclinación por los niños es casi o completamente exclusiva. Distorsión cognitiva, no sienten culpa ni vergüenza, y normalmente sus conductas suelen justificarlas como un efecto de una posible seducción por parte del menor.
  • Secundarios o situacionales: la conducta viene inducida por estrés, inferioridad; tienen una inclinación natural hacia los adultos y se sienten culpables o avergonzados. Sólo recurren a niños de forma muy exclusiva, y en la mayoría de los casos, de forma compulsiva.

Hay una segunda clasificación, que se basa en tres grupos:
  • Ansiosos-resistentes: baja autoestima, necesidad continua de aprobación social. En principio intenta establecer relaciones afectivas con un menor, la cual puede derivar en contacto sexual.
  • Evitadores-temerosos: el miedo al rechazo de los adultos os paraliza al intentar establecer relaciones. Son peligrosos, poco empáticos, ya que tienen al uso de la fuerza.
  • Evitadores-desvalorizadores: Buscan la autonomía sexual. Se suelen centrar en relaciones fugaces a veces sádicas y violentas.
En el aspecto causativo, la etiología de la pedofilia no es compartida por todos los expertos. Unos piensan que las conductas pedófilas tienen origen en la infancia, por abusos sexuales, inseguridad, baja autoestima e incapacidad de establecer relaciones serias con adultos. Otros, por su parte, piensan que el canon de belleza puede haberse establecido en la etapa infantil.
Otra cosa parecida es el tratamiento, donde muchos psicólogos optan por la terapia conductal (cambiar las costumbres y gustos, reflexión), otros por fármacos que deprimen la respuesta sexual y los más subjetivos, por la exploración del subconsciente en búsqueda de la etiología del comportamiento pedófilo.

Aplicando estos conocimientos de Psicología al ámbito del anime y manga, el término “lolicon”, parece ser el que más se relaciona con la pedofilia. El lolicon son historias en las que personajes femeninos con rasgos infantiles suelen estar involucrados en situaciones eróticas de muy amplio rango de variedades, sea sadismo, romance, relaciones sexuales con adultos o niños/niñas de su misma edad.
Lo cierto es que, el lolicon está muy arraigado en este mundillo tan friki como lo son las animaciones japonesas, y definitivamente en cualquier juego “eroge”, o serie “ecchi” (series donde tienen cabida todo tipo de desnudos, y situaciones cómicas relacionadas con el sexo, en las que normalmente no se llega a mostrar explícitamente el acto sexual, aunque se sugiera) tiene algún personaje con las características mencionadas anteriormente. Obviamente, esto ha sido criticado no solo por muchos grupos de opinión en el país nipón, sino por todo el mundo, y es un tema de clara controversia social.

Casualmente, una clínica mental de Japón, cerca de la estación de Ueno (Toyko), publica una serie de “webcomics” explicando todo tipo de patologías mentales, y en una de ellas, saben diferenciar bien el lolicon de la pedofilia:



La verdad es que el Dr. Ryo se lo ha dejado bien claro a Asano: en medicina, hay que hablar con pro-pie-dad...


Habiendo acabado ya la entrada. Espero estar preparado para mañana, el Hada Verde, concurso de monólogos, donde participará el jocoso de Fer del blog “Ya veremos”. Hablará del estudiante de medicina (según oí hablar), y la verdad, no espero oírle decir una jartada de ventajas, claro a no ser que sean irónicas. De todos modos, hay que reconocerlo… todos somos unos frikis…

Páginas webs:

http://www.sankakucomplex.com/2010/01/28/pedophilia-vs-lolicon-mental-health-through-manga/

http://yucl.net/


14 comentarios:

  1. Buf, ya sabes que a mi no me gusta un pelo el lolicon, me parece que es una excusa para intentar sobrepasar los límites morales... Aunque es sólo un opinión.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, no me hagas reír. ¿Lolicon es pedofilia? jajajaja

    ResponderEliminar
  3. el lolicon no es pedofilia en japon y otros paises que permiten el lolicon el abuso infantil ha bajado sin el lolicon habria muchos mas pedofilos porque con el lolicon reprimen sus ansias y muchos les gusta el lolicon y no son pedofilos (como yo XD a mi me encanta)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Osea que si no hubiera lolicon serías pedofilo?
      Aunque hay loliconers acepatbles, hay algunos que en mi opinión sobrepasan el limite. ¡Es algo tan obvio! ¡Se puede notar a simple vista! ponen a chicas con cuerpo de niñas de >12 años y dicen "son mayores de edad" porque en el anime lo ponen así, sin embargo ¡Es absurdo!, ¡No se pueden escudar con eso! ¡No se hagan!
      Ponganle que no es pedofilia, sin embargo no es algo aceptable, empiezo a ver a los loliconers, no como pedofilos, pero si como algo muy parecido y un poco menos grave.

      Eliminar
    2. Por cierto, excelentes argumentos el que hizo esto "post", "blog" o lo que sea, la verdad es que es muy interesante, no por lo polémico del tema, si no que lo sabe hacer interesante.

      Eliminar
  4. pues yo siento que el lolicon es sólo un género, aunque siendo sincera igual y estas cosas pueden insitar a llevarlas a cabo

    ResponderEliminar
  5. CLINICAS PARA ACROMOTOFILIA....??

    ResponderEliminar
  6. Bueno es problable que si este relacionado, pero solo es un género del manga, ya esta a disposición de cada uno dicidir si es o no pedofilia, soy un amante del manga y he leido gran cantidad de géneros incluidos el lolicon pero no interfiere con mi vida "social" y mucho menos sexual, no me siento atraido por niños ni nada por el estilo, solo es un pasatiempo, pero depende de cada uno y de autoconocimiento, muy buen tema para debate

    ResponderEliminar
  7. bueno esos que se defienden por "pero si nosotros no cometemos el acto carnal, no vamos violando niñas"..eso no quita que les gusta..al igual que el furry por la zoofilia que igual dicen el mismo argumento..pero el problema esta caso 1"te sientes atraido sexualmente por niños" y el otro " te sientes atraido por rasgos no humanos"

    poer mi parte no tengo problema con tal de que no involucren a gente..real

    ResponderEliminar
  8. es un hecho que el lolicon es pedofilia , ya que se siente la atraccion sexual por menores(aunque sea dibujados), que si bien por ver lolicon no te hace caer directamente en la pederastia, no significa que no seas propenso a esto, ya que en tu mente de lolicon tienes ese deseo sexual latente y bien podria o no podria hacerse realidad.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, yo como lo veo el lolicon tiene como gran trama la figura inocente dentro de un acto sexual, y si es posible que de cierta manera este ligada por la trama ya mencionada, pero creo que la razón que los hacen en medio visula (en este caso manga y anime) es para que se manifieste como una simple fantasia, un ejemplo, el hentai con tentaculos y demonios y los famosos "Rule 34", no son mi gusto, pero hay persnas que les interesa eso, y no solamente en temas "frikis", si no como bien mencinaron las parafilias, o los videos porno de una hora y una sola escena, es actuación pero tiene exito por dar a "sentir" dicha fantasia de dicha duración (por eso la menciono como fantasia), y lo interesante es la seriedad y responsabilidad que tomes el tema

    ResponderEliminar
  10. QUIERO OPINAR QUE ME GUSTA MUCHO EL DRAGON BALL Z EL GOKU ES MY FAVORITE JUNTO CON SU BOLA DE AMIGOS Y EL MAESTRO ROSHI FREZZER ES UN VILLANO MUY MALO Y ME GUSTA DIBUJARLO EN TRANSFORMACION REPTIL TAMBIEN EL YUGI OH ES FASCINANTE ESTAN BIEN CHIDAS LAS HISTORIAS CUENTAN RELATOS POCA MADRE A Y LOS CABALLEROS DEL ZODIACO NO DEJAN DE SORPRENDERME CON SUS AVENTURAS EN ATENEA SIENTO QUE SE LLEVA TODO EL DIA VER ESTA SERIE Y ALGUNOS TITULOS COMO ROBOTECH,BEYBLADE,SAILOR MOON Y CANDY -CANDY ESTA PADRE EL 3D COMO LAS GUERRERAS MAGICAS QUIERO SALUDAR A LA BANDA SEGUIDORA DE MANGGA Y A LOS HENTAISISTAS DIBUJANTES DE MEXICO SALUDOS A ADIGATO SAYONARAAAAA................SI HAY MA SPERO ESTO ES SUFICIENTESSS ATTE JOICK WFE DISTRITO FEDERAL NORTE MEX BYE

    ResponderEliminar